RSSNewsletterGoogle+YoutubeTwitterFacebooksocial ala

banner haztesocio2

banner diploma ucm

banner proyectos

baEquipo de rescate de GREFA

Nos ingresa una cría de avutarda: habría sido mejor no trasladarla

Cría de avutarda que ingresó en nuestro centro, junto a la maqueta de un ejemplar adulto.El pasado 3 de julio llegó a nuestro hospital de fauna un volantón de avutarda, procedente del término municipal de Valdetorres de Jarama (Madrid). Este caso ilustra algo en lo que venimos insistiendo: casi siempre es mejor no retirar de su hábitat a las crías de las especies salvajes por estas fechas, por abandonadas o desvalidas que nos parezcan, puesto que sus padres suelen estar cerca y nadie mejor que ellos para ayudarles.

La avutarda presentaba una deshidratación del 6%, de modo que hubo que empezar con una terapia de rehidratación. Hay que tener en cuenta que es una especie muy sensible al estrés, con el riesgo de que sufra un fallo cardíaco repentino o la enfermedad denominada como “miopatía de captura” y, como consecuencia, la muerte del animal. Por este motivo hemos intentado minimizar la manipulación del ave y adecuar la instalación para su confort.

Tras un periodo de aclimatación forzándole a alimentarse, durante el que se temió por la vida del animal debido al estrés, se consiguió que la cría empezará a comer por si sola. Para ello se introdujo en la instalación una maqueta de un adulto de avutarda, en este caso una figura de un macho, y dos ejemplares de paloma, de modo que la joven avutarda aprendió a picotear el alimento que le íbamos proporcionando mediante conducta de imitación.

El alimento que se le está aportando consiste en semillas y granos de cereal como trigo, maíz, avena, mijo, alpiste, así como diferentes leguminosas, también piensos para granívoras e invertebrados como tenebrios, zophobas y grillos. La evolución está siendo favorable y el volantón ya pesa 1.140 gramos. El pronóstico del ave, pese a la buena evolución que está teniendo, sigue siendo reservado debido a la joven edad del animal y a la sensibilidad al estrés que presenta la especie.

Es importante tener en cuenta que como en otras muchas ocasiones con pollos volantones, nos encontramos posiblemente ante un ingreso bienintencionado, pero innecesario, que podría haber costado una valiosa vida. Las avutardas, al ser especies nidífugas, escapan pronto del nido pero eso no significa que se encuentren solas. Los padres suelen estar cerca de ellas encargándose de su cuidado. Como otras veces, las buenas intenciones de las personas que la encontraron han separado al joven de sus familia, así como de su libertad.

Dibujo de una pareja de avutardas. Autor: Archibald Thornburn.

GREFA

Monte del Pilar S/N

28220 Majadahonda

Madrid

Telf: (34) 91 638 75 50

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

GREFA, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con nº 66711, ha sido declarada Entidad de Utilidad Pública.

Sala de prensa

Acerca de GREFA

GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat) es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro, que nace en 1981 como asociación para el estudio y conservación de la naturaleza. Está formado por personas sensibles a ciertas actividades humanas que provocan el deterioro y la destrucción de parte de nuestro entorno natural.

Birdingtop

Fatbirder's Top 1000 Birding Websites

Está aquí: Home Departamentos Hospital de GREFA Nos ingresa una cría de avutarda: habría sido mejor no trasladarla