RSSNewsletterGoogle+YoutubeTwitterFacebooksocial ala

Breves pautas para la cría a mano de vencejos

Pollos de vencejoAntes de nada...

Si has encontrado un vencejo en el suelo, necesitarás la ayuda de cuidadores con experiencia, porque lo primero que habría que hacer es una inspección del ave para identificar o descartar daños, así como evaluar su grado de deshidratación. Si el vencejo está muy deshidratado y muy débil, sería preciso que un veterinario o rehabilitador procediera a su hidratación por vía subcutánea antes de comenzar los cuidados y alimentación que se describen aquí.

Mientras tanto, si han de transcurrir unas horas hasta que puedas llevarlo a un especialista, lo único que hay que hacer es:

  1. Hidratarlo. Para ello, basta darle regularmente unas gotas de agua con azúcar o de fluido isotónico en la comisura del pico. Nunca introducirlo en el pico porque podría pasar al aparato respiratorio, causándole la muerte.
  2. Colócalo en una caja según se describe en el apartado siguiente, en un lugar tranquilo, cálido y oscuro. Nunca al sol directo.

Dónde mantener al vencejo

Nunca en una jaula, porque los barrotes podrían dañar las plumas, y si las plumas están dañadas, especialmente las plumas mas largas de las alas (primarias), el vencejo no podría volar. Un lugar óptimo sería una caja de plástico de un tamaño mínimo de 30 cm de largo, 20 cm de ancho y 25 cm de alto. Puede servir una caja de cartón. La caja se mantendrá medio cubierta con su tapa o con una toalla. Es primordial que el habitáculo se mantenga limpio, evitando que los excrementos ensucien las plumas, particularmente al final de proceso de cría cuando empiezan a hacer ejercicios con las alas. Esto se evita colocando papel de cocina en la base de la caja, que será cambiado periódicamente. Si la temperatura ambiente no es alta, puede ser necesario colocar debajo una manta eléctrica, un paño caliente, o una bolsa de agua caliente, siempre a temperatura moderada; cualquier fuente de calor se usará sólo en la mitad de la caja, para que el ave pueda regularse moviéndose entre la "zona cálida" y la "zona fría".


Con qué y cómo alimentarlo

El vencejo, como otros insectívoros aéreos (golondrinas, aviones) sólo debe alimentarse de insectos. En muchas tiendas de animales o en internet puedes comprar tenebrios (Tenebrio monitor), que te servirán como base. Los grillos rubios (acheta domestica) son una estupenda opción, pero son más caros. Otra opción más económica es producir moscas, algo bastante sencillo a partir de las larvas (maggots) que puedes adquirir en las tiendas de pesca o grandes superficies de material deportivo (al final te contamos cómo hacerlo). En estos mismos comercios puedes adquirir gusanos de miel (galeria mellonella), con la que enriquecer la dieta, pero no des al polluelo más de dos al día exclusivamente, pues tienen un alto contenido en grasa. La opción más conveniente es congelar los insectos una vez comprados, y cada turno de alimentación se descongela la parte que se va a usar bajo el grifo de agua templada y se escurre bien. Una toma al día se espolvorea ligeramente con vitaminas y minerales en polvo (por ejemplo, alternando Nekton S o Bio y Nekton-MSA).

Es tan importante la buena suplementación de la dieta, como evitar un exceso de complementos. Dosis altas de vitaminas y calcio podrían causar también daños irreparables o incluso la muerte, por eso es importante no exceder nunca las dosis recomendadas.
 
En cuanto a la cantidad de alimento, depende de muchos factores (edad del polluelo, tipo y tamaño de insectos,...), así que lo más recomendable es controlar la cantidad necesaria para conseguir un crecimiento diario continuo y suave en el peso del polluelo. No obstante, como indicaciones generales, la forma de alimentar al polluelo va cambiando a medida que van pasando los días.

La frecuencia con la que debes alimentarlo cuando está aún desnudo es de un insecto cada 30 minutos durante todo el día (por la noche no). Poco a poco alarga el espacio de tiempo entre las tomas hasta llegar a un intervalo de tres horas entre cada toma, de diez a quince insectos cada una. No ensucies su plumaje, ya que un plumaje en buen estado es fundamental para su futuro aislamiento y vuelo.

Si hemos encontrado al pollo débil y sin fuerza, se debe empezar a alimentarlo muy lentamente. Es muy importante en estos casos asegurar una buena hidratación, mantener la temperatura, y observar que defeca bien entre las tomas. Una vez hidratado y atemperado, se comienza con uno o dos piezas de alimento, que se repite cada hora, y conforme el ave evoluciona se aumentan las raciones y se van separado las tomas hasta llegar a la alimentación normal.
 
Los insectos se dan directamente con pinzas redondeadas, introduciéndolos en el pico o en la parte posterior de la garganta. Esta tarea será más fácil si el pollo abre el pico pidiendo la comida, pero si no es así debes abrírselo con mucho cuidado y meterle la comida. Ayúdale a tragar humedeciendo un poco más la comida.

Si das agua al polluelo, hazlo siempre poniendo una gota en la comisura del pico, y él la tomará. Introducirle al agua directamente al pico puede provocar que el agua vaya a los pulmones, y le podría causar una neumonía mortal.

Recuerda que un vencejo raramente come sólo si no está en vuelo, por lo que debes seguir alimentándolo con las pinzas hasta su liberación.

 
Instrucciones para alimentar

Consulta los vídeos en:

www.falciotnegre.com

Entrenamiento para la suelta

Para un vencejo el entrenamiento previo a la liberación no es crítico, pero sirve para ver las posibilidades del ave. Lo habitual es no hacer entrenamiento, pero si necesitas comprobar sus posibilidades, has de tener en cuenta que el vencejo no se posa como el resto de las aves, y al ser lanzado podría chocar violentamente con las paredes o contra el suelo, por lo que la única posibilidad es realizar el entrenamiento en una zona de la casa convenientemente acolchada o acortinada (por ejemplo sobre una cama grande o cubriendo el suelo con mantas).

La libertad

En la etapa final de su crecimiento, el polluelo hace flexiones apoyado en las alas, y levantando cola y cabeza; está midiendo su fuerza y su peso. Quizás sea más difícil darle de comer, ya que está intentando ajustar su peso óptimo, que se suele situar alrededor de los 40 gramos o más.
 
Libéralo cuando las plumas hayan alcanzado su máximo desarrollo y ya no queden restos de cañón.

Elige un lugar adecuado. Lo ideal sería un lugar abierto de suelo blando, que, si no vuela bien, le permita un aterrizaje suave y aumente las posibilidades de encontrarlo. Asegúrate de que no hay rapaces en el lugar.

Nunca lo lances hacia el cielo, colócalo en la palma de la mano abierta y elévala con un suave impulso, el vencejo volará si se siente preparado para ello. Si la liberación tiene éxito se alejará volando hacia las alturas y no volverá. Si se cae tras dos intentos fallidos, puedes volver a intentarlo pasados unos días o llevarlo a un Centro de Recuperación. Si se aferra a la mano o se mueve hacia atrás, es que siente que aún no está preparado, así que vuelve a casa y espera unos días.
 
Elige un día cálido, y libera al ave a primera hora de la mañana, así tendrá tiempo de sobra para reconocer el lugar y encontrar alimento.  


Mantenimiento de los insectos

El transporte de los insectos por parte del proveedor se debería hacer con celeridad (máximo de 24 horas) y a temperaturas bajas o suaves, ya que en verano, el calor puede matar a los insectos amontonados en las cajas durante horas.  Es muy importante por tanto asegurar un servicio adecuado para el suministro, así como comprobar a la recepción el buen estado de los gusano de harina. Los insectos muertos o ennegrecidos deben descartarse.

El gusano de harina se debería mantener vivo hasta el momento de alimentar a los vencejos, sea a temperatura baja durante pocos días o mejor en sustrato con alimento (por ejemplo, manzana, patata o pienso fino de gallinas ponedoras). No se recomienda usar tenebrio deshidratado o congelado (salvo que sea ultracongelado).

El resto de insectos serán congelados a su recepción (como el caso de los grillos o galleria) o cuando son recolectados de una producción propia (gusano de seda, moscas o cucarachas).

Para la preparación del alimento, los tenebrios se tamizan o se enjuagan en un colador para eliminar el sustrato, y posteriormente se ahogan en una disolución nutritiva, según se explica en el apartado siguiente. El resto de insectos se descongelan en un colador, sumergiéndolos en agua templada sólo el tiempo necesario, y dejándolos luego escurrir.

Complementación mineral

Como se ha dicho, los tenebrios se ahogan antes de alimentar a los vencejos. Al agua se le pueden añadir unos 10 g de complemento de calcio y sodio soluble (usado para pájaros y reptiles) por cada 500 gramos de tenebrios. Los tenebrios se mantienen durante media hora en la disolución, así se asegura que han absorbido los minerales, y entonces son colados (no enjuagados, para conservar los minerales adheridos a la piel), quedando listos para la alimentación del vencejo.

A veces, tras este tiempo, queda algún tenebrio vivo, pero alimentar al vencejo con tenebrios vivos de forma esporádica no causa ningún problema.

Complementación vitamínica

Una vez al día, se espolvorean los insectos con complementos vitamínicos. Tanto los tenebrios recién colados como los insectos descongelados mantienen una cierta humedad en su exoesqueleto, lo que hace que el complemento se adhiera fácilmente al insecto. El complemento debe espolvorearse ligeramente (como sal de mesa), no se trata de que el insecto quede rebozado; se ha de tener en cuenta el riesgo debido al exceso de complementos, por lo que es mejor olvidarlo un día que repetirlo. Se ha probado con éxito alternar Nekton-MSA (complementos minerales y de calcio) y Nekton Bio o Nekton S (complementos vitamínicos).

Instrucciones para alimentar

Consulta los vídeos en: www.falciotnegre.com, opción Alimentación en la pestaña "Cría a mano"

CRÍA DE MOSCAS

  1. Se compra (Decathlon o tiendas de pesca) una tarrina o bolsa de maggots/asticots (larvas de moscas), se pasa a un tupper amplio, y se cubre con un velo o redecilla o malla fina (incluso una media puede servir, cualquier tela que deje pasar el aire y que evite que se forme humedad).
  2. Se espera manteniéndola a temperatura ambiente hasta que las larvas se hacen pupas, que son duras y de color marrón rojizo a negro. Se incorpora a la redecilla o velo una salida a una bolsa de tamaño adecuado, cuidando que el sistema no tenga fugas. En la bolsa, se coloca un poco de fruta.
  3. Se sigue esperando a temperatura ambiente hasta que nacen las moscas. Las moscas pasarán a la bolsa. Se recoge la bolsa una vez llena de moscas, se cierra y se congela.
Vencejo recién nacido Liberación de vencejos nacidos en GREFA

GREFA

Monte del Pilar S/N

28220 Majadahonda

Madrid

Telf: (34) 91 638 75 50

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

GREFA, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con nº 66711, ha sido declarada Entidad de Utilidad Pública.

Sala de prensa

Acerca de GREFA

GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat) es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro, que nace en 1981 como asociación para el estudio y conservación de la naturaleza. Está formado por personas sensibles a ciertas actividades humanas que provocan el deterioro y la destrucción de parte de nuestro entorno natural.

Birdingtop

Fatbirder's Top 1000 Birding Websites

Está aquí: Home Información La cría a mano de vencejos